Derecho de familia

En general los asuntos de familia tienen una carga emocional muy elevada y necesitan del asesoramiento de un profesional que, además de sus conocimientos jurídicos, aporte serenidad y objetividad a la problemática planteada por el cliente.

Precisamente, el alto contenido emocional de estos asuntos ha comportado que, siendo un despacho de tradición principalmente mercantilista, nuestros clientes hayan confiado en nosotros ante problemáticas de carácter familiar, convirtiéndose así en un referente en derecho de familia por lo que respecta a la planificación contractual del futuro matrimonio o uniones estables y parejas de hecho, la resolución arbitral o judicial de los conflictos familiares, planificación de la sucesión en la empresa familiar, división de patrimonios familiares, capítulos matrimoniales y pactos sucesorios, entre otros.